TERAPIA A BAJO COSTO: NUESTRA HISTORIA

En el 2019 se escuchaba de una enfermedad contagiosa que surgió al otro lado del mundo, se decía que esa enfermedad estaba cobrando muchas vidas. En América latina, la vida parecía seguir su curso, llego el fin de año y las fiestas navideñas se realizaron de manera normal. Al inicio de año, en los noticieros reportaban cada vez más casos de esa enfermedad llamada COVID-19. Los casos eran paulatinamente más cercanos hasta que, finalmente llegaron a América y eso que tanto temíamos se hizo realidad en nuestro país. Tuvimos que acatar la cuarentena, tratando de aislarnos y tener el menor contacto posible con personas ajenas a nuestra familia nuclear; aquel fin de semana antes del 23 de marzo de 2020, ingenuamente nos preparábamos para regresar de un asueto a nuestras actividades cotidianas sin imaginar lo que vendría.


Nunca un puente fue tan largo y tan ansiado el regreso a la “normalidad” una cuarentena, se convirtió en un aislamiento que duró meses y trajo consigo, estragos, no solo en la salud física, sino en la mental.


El año 2020 nos cambió la vida de múltiples maneras, para algunos significó un cambio en su rutina diaria, para otros, perdidas: seres queridos, trabajo, amistades, la estabilidad emocional, la independencia, la convivencia con el otro.


Algo que no podemos negar es que 2020 es un parteaguas en la vida de quienes experimentamos esta pandemia, representa un antes y un después en todos lo sentidos.


En nuestro caso, este estado de crisis, de adaptación y de reestructura personal, social, familiar, escolar representó una oportunidad de recorrer nuevos caminos, nuevas formas de hacer terapia en esta situación crítica, encontramos la manera de seguir ayudando a los demás, de seguir luchando por lo que nos apasiona, la salud mental.


Cuando comenzamos la Maestría en Terapia Familiar Sistémica y Relacional, una de las grandes bondades de la institución que elegimos para formarnos era la práctica profesional con familias reales, en vivo; de pronto, eso que tanto anhelamos, se esfumó con la pandemia y el trabajo en la virtualidad.




Al principio, luchamos como pudimos por no recibir las clases en línea, ya que, cómo todos, no confiábamos en la virtualidad; después, cuando el tiempo pasó y nos dimos cuenta de que esta pandemia no duraría poco, decidimos adaptarnos, seguir aprendiendo, encontrar nuevas maneras de hacer lo que tanto disfrutamos; seguir aprendiendo.


Terapia a bajo costo se incuba en este contexto, nuestra compañera Sugey , quien además de psicóloga y terapeuta familiar tiene una basta experiencia en comunicación y redes sociales empieza a construir la idea en su cabeza, posteriormente expone la idea a Nora y el proyecto comienza a tomar forma, más tarde, nos invitan a Rebeca y una servidora para continuar construyendo el marco teórico, pensar en nuestra misión y objetivos a trabajar; en este camino nos dimos cuenta que entre más manos, podríamos llegar a más personas, es así como invitamos a nuestra compañeras de clase y se integran Isabel, Miriam y Ayadem como parte del consejo directivo.


Después de varias reuniones (virtuales) finalmente fijamos el rumbo, las metas a seguir y nuestra colega Sugey se encarga del diseño de la página web acorde a nuestra visión, el resto de las tareas relacionadas con el funcionamiento de nuestro proyecto fueron asignados de acuerdo con nuestras habilidades personales, repartidas entre quienes formamos el consejo directivo de manera que todas estuviéramos involucradas en el proyecto.


Nuestra misión: brindar atención psicoterapéutica y actividades formativas desde un enfoque sistémico-relacional con excelencia, ética y calidez humana a precios accesibles, va de la mano con nuestros valores: respeto, ética, empatía, responsabilidad, solidaridad, tolerancia y trabajo colaborativo, tópicos que han regido nuestro quehacer estos dos años.


Iniciamos siendo un centro de prácticas, debido a que, quienes formamos el consejo directivo y pusimos en marcha este proyecto aún estábamos estudiando el postgrado.


Con el tiempo, fueron integrándose a nuestro proyecto extraordinarios terapeutas, cada uno de ellos ha sido recomendado debido a su trabajo y ha pasado por un proceso de selección que nos permite ofrecer a los pacientes que han confiado en nosotros terapia de calidad a bajos costos.

Ahora, terapia a bajo costo es un centro de terapia en línea, que cuenta con terapeutas expertos en múltiples corrientes psicológicas, así como la asesoría de un Abogado y un Médico especialista en trastornos mentales y neurológicos. Es importante resaltar el compromiso social de cada uno de los que integramos este proyecto al trabajar por un pago mínimo en favor de la sociedad.


Aunque buscábamos tener un impacto social, no esperamos que fuera tanto y tan pronto, exitosamente, hemos recibido hasta el momento 3018 solicitudes, atendido a más de 2000 pacientes de habla hispana que residen a lo largo de la republica mexicana y en países como Estados Unidos, Canadá, Alemania, República Dominicana, Colombia, Guatemala, entre otros.

Logramos remar contra la adversidad y la virtualidad a la que tanto temimos y rechazamos al inicio de la cuarentena, termino siendo nuestra mejor aliada ya que nos permite estar en contacto y ofrecer terapia de calidad a nuestros pacientes a pesar de la distancia, ahorrarnos los trayectos, el tiempo y los costos de traslado etc. Descubrimos, junto con nuestros pacientes, que el espacio terapéutico se construye también en la virtualidad y que la terapia en línea, puede ser tan útil y efectiva como la que se realiza en la presencialidad, que paciente y terapeuta, trabajando juntos, independientemente de la distancia podemos lograr cumplir objetivos y sanar heridas.


En estos dos años, hemos logrado ganarnos la confianza, no solo de los pacientes, sino de instituciones en Guanajuato y otros estados que se preocupan por el desarrollo social consolidando alianzas importantes con empresas como Calzado Yuyin y el Periódico a.m., empresas a las que les interesa proporcionar información veraz y oportuna en pro de la salud mental de sus empleados y consumidores, así como con Fundación AUTI, una asociación que trabaja activamente con niños diagnosticados con autismo y sus familias.


Terapia a bajo costo inicio como un sueño, la necesidad de ayudar a nuestro prójimo en una situación extraordinaria, dura y dolorosa para algunos que perdieron a sus familiares sin poder comprobar su identidad, despedirse o asistir a un funeral, decir adiós. Personas que sufrieron de estrés y ansiedad durante el encierro por cuarentena y que cambiaron toda su vida y sus rutinas de un día para otro. Nuestro propósito era ayudar y terminamos no solo ayudando, sino aprendiendo, generando un proyecto que ha crecido enormemente en estos dos años gracias al amor a nuestra profesión.


No nos queda más que agradecer infinitamente a quienes forman parte de este proyecto: terapeutas, asesores, consejo directivo y aliados; aquellos que nos asesoraron, alentaron y motivaron a seguir adelante, especialmente a todos y cada unos de los pacientes que desde el inicio de este gran sueño confiaron en nosotros y en nuestro trabajo.


A quienes junto con el consejo directivo hacen realidad día a día la atención: Vianey, Anaid, Eréndira, Monse, Silvia, Vicky, Denisse, Jorge, Karina, Diana, Saúl, Isabel, Rocío, Miriam, Diego, Gibran, Fátima y Jonathan. “GRACIAS”


Autora: Psic. Lizbeth Vázquez Hernández

Octubre 2022

45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo